Tui Na

Los tratamientos mediante Tui Na, o tratamiento del cuerpo humano como un todo en conjunto, hacen parte de la práctica médica tradicional de China. Al mismo tiempo se consideran como un método lógico y racional que es al mismo tiempo profilaxis y sistema de curación.

China, país de antigua civilización, ha luchado a través de su historia contra las alteraciones de la salud, llegando a crear una concepción de la persona que la padece en su conjunto. Así como el universo es un todo, el cuerpo humano lo es, sus partes se coordinan y se relacionan mutuamente, influyendo las unas sobre las otras en sus funciones. La alteración en sí y la fisiología de las partes son susceptibles de afectarse por acciones de las otras partes y el conjunto; por eso, la concepción china de la terapéutica mediante Tui Na considera el tratamiento local en primer plano y el del conjunto como secundario, sin descartar lo uno ni lo otro.

La historia de esta disciplina como Método manual de salud se remonta a más de 400 años en este país.

Con el desarrollo de la sociedad y de la ciencia, el contenido y las formas del Tui Na se han enriquecido, a la vez que se amplía su radio de acción.

En la actualidad, en China, su aplicación es muy grande e incluye medidas preventivas y tratamientos que van desde las manipulaciones en los departamentos de osteología y traumatología hasta su aplicación en las lesiones deportivas en consultas profesionales y los masajes mediante Tui Na del servicio sanitario nacional en China.

Los objetivos de esta rama de la Tradición Popular China son prevenir y curar las deformaciones de la estructura del cuerpo, de acuerdo con sus propios métodos, pero basándose en la teoría académica tradicional china.

El cuerpo humano es un todo de órganos y vísceras, meridianos y colaterales, músculos y piel, tendones y huesos, energía y sangre, esencias vitales y líquidos corporales, todo en una continua relación, equivalencia, enlace, comunicación recíproca, interdependencia y mutua dominación.

En el antiguo libro Zheng Ti Lei Yao (Fundamentos de los tratamientos ortopédicos mediante Tui Na), se encuentra este principio: "Si los miembros del cuerpo están lesionados por fuera, también por dentro están lesionadas la energía y la sangre. Si las energías nutritiva y defensiva no se comunican, se contraerá una alteración de la salud en los órganos y vísceras".

De ahí que en la prevención y tratamiento de las alteraciones de la salud mediante Tui Na se preste gran atención a las relaciones entre las partes y el cuerpo en conjunto.

Esto demuestra la importancia de la concepción del conjunto en el enfoque del tratamiento mediante este Método Manual de la Tradición Popular China.

La exacta identificación de los síndromes es una regla fundamental de la medicina tradicional china y los tratamientos mediante Tui Na no son excepción.

Las reglas para la identificación de los síndromes reconocen etapas en la evolución de las alteraciones de la salud con caracteres particulares para cada persona.

Por esta razón, al tratar una alteración de la salud se hace considerando el tiempo, el lugar y la persona.

Se observa la alteración de la salud en su dinámica sin aislarlas. Además, se consideran las leyes objetivas de su aparición, cambios, desarrollo, buenas o malas perspectivas, para encontrar el método adecuado del tratamiento y prevención de las alteraciones de la salud y sus complicaciones.

En e] tratamiento de las lesiones en los miembros del cuerpo se presta mucha atención a la curación o recuperación por etapas, a la par que se consideran la edad, el sexo, la constitución física, los puntos lesionados, la gravedad de la alteración morbosa, etc.

De ahí que en el capítulo Zhenggu Xinfa Yaozhi (Ideas esenciales para los métodos ortopédicos del Tui Na) del libro Yizong Jinjian (Compendio de oro de los fundamentos ), se explique como el terapéuta debe tener la mente clara y la mano hábil, es decir, debe conocer la fisiopatología y saber utilizar los métodos adecuados para alcanzar los resultados óptimos.

En el Suweri (la segunda parte del Canon del Emperador Amarillo) se indica que en la naturaleza todos los cambios se producen por el movimiento; sin movimiento no hay cambio ni vida.

En los fundamentos del tratamiento mediante Tui Na está el movimiento, pues, al efectuarlo, se coordinan los pulsos, se hace circular la sangre y la energía, se activan las articulaciones, se robustecen los huesos y tendones y se vigorizan los órganos y vísceras.

Sun Simiao, destacado maestro de la época de la dinastía Tang, en su libro Qianjin Yi- fang (Continuación de las recetas importantes) prescribe en el capítulo Yangxing (Cultivo de las virtudes naturales): los ancianos no sólo deben saber tomar los alimentos y cambiarse de ropa a su debido tiempo, descansar bien y controlar sus sentimientos, sino que han de cuidar el cuerpo, hacerse masajes, mover los miembros y articulaciones del cuerpo, cuidarlo y conducir la circulación de las energías.

Esta es una medida que se debe practicar a diario, evitando la obstrucción de las vías de circulación energética.

Por consiguiente, se desprende la importancia de la sentencia: "El agua corriente no se corrompe y los goznes de las puertas no los carcomen los gusanos".

Combinar la prevención con el tratamiento, dándole especial atención a la primera, también es parte de los objetivos del tratamiento mediante Tui Na.

La lucha contra las alteraciones de la salud ha permitido a la Tradición Popular China acumular numerosas experiencias en la prevención de las mismas. La más antigua obra clásica, Huang di Neijing (Canon de Medicina Interna), plantea la teoría acerca de la prevención de las alteraciones de la salud.

En el Suwen se lee; "Antes que contraer enfermedades, se deben prevenir. Las enfermedades han de tratarse antes de que se agraven y de contraerse alguna, cuidar de no dejarlas agravar. De igual modo como cavar un pozo cuando se sufre la sed, o cuando en medio del combate se empiezan a fabricar las armas, así ha de procederse en el tratamiento, de lo contrario, todo es inútil."

Cuidar y mantener el cuerpo, elevar su naturaleza pura con miras a una buena salud, prevenir y restablecer las alteraciones de la salud, he ahí un principio reconocido y aceptado por todo el mundo. Durante la dinastía Han, el gran maestro Hua Tuo creó los Wuqinxi ( ejercicios a la manera de cinco animales); después surgieron los Baduanjing ( ejercicios de ocho partes), el Taijiquan (gimnasia meditativa), etc.

La marea de Métodos naturales de los últimos años, basada en los ejercicios respiratorios, tiene por objetivo recuperar las fuerzas.

La secular Tradición Popular China explica: "Ante la presencia de factores antipatógenos en el cuerpo, los factores patógenos son incapaces de actuar, no pueden perjudicarlo".

Últimamente se están reconociendo los Métodos Naturales y Manuales de salud de la Tradición Popular China y su gran importancia en todas las organizaciones sanitarias del mundo.

El Tui Na es para la Asociación Española de Escuelas de Salud y Medio Ambiente es el complemento oriental ideal para la osteopatía occidental, ya que juntos resultan un Método Manual Natural de una eficacia sorprendente.

El tratamiento mediante el Tui Na (osteopatía china), que es sólo una parte de los Métodos utilizados por la Tradición Popular China, con su concepción particular de mantener y restablecer la salud, es cada día más y más utilizado, ofreciendo incalculables beneficios a la humanidad.