Digitopuntura



La digitopuntura es uno de los métodos saludables más tradicionales de China, y consiste en presionar ciertos puntos o determinadas partes del cuerpo (sin usar las agujas habituales de la acupuntura) para, a través de cierta técnica de manipulación de los dedos, tratar las alteraciones de la salud.

La digitopuntura ha sido desarrollada bajo la guía de las teorías de la medicina tradicional China sobre los meridianos y colaterales, yin y yang, sobre los cinco elementos, etc. y ha sido estudiada basándose en las teorías de la acupuntura y el masaje Tui Na.

Los puntos y los meridianos y colaterales forman el sistema de circulación de qi (energía) y."(xue (sangre) que está distribuido por todo el cuerpo. Los cinco zang (cinco órganos) constituyen los lugares donde se deposita la esencia del ser humano, entre los cuales se establecen las relaciones de intergeneración, interdominancia (exceso de dominancia) y contradominancia. Sobre estas relaciones de unidad y oposición, se fundamenta precisamente el proceso de producción y almacenamiento de la energía esencial. Si se produce un desequilibrio entre las relaciones de los órganos internos o sus meridianos se produce una alteración de la salud cae.

La vida de una persona está formada por lo congénito y lo adquirido. En la medicina tradicional China, lo congénito pertenece al riñón, y lo adquirido al bazo. Las funciones del riñón están vinculadas a los meridianos ren y du.

Lo congénito determina todo en el cuerpo humano, lo adquirido también está determinado por lo congénito; en cambio, lo congénito no puede mantener sus funciones fisiológicas sin la nutrición de parte de la energía y la sangre de lo adquirido.

El bazo es la fuente de lo adquirido, y está interior y exteriormente relacionado con el estómago, el cual recibe el alimento; el bazo la transforma. El bazo y el estómago pertenecen a jiao medio, donde se transforma lo esencial del alimento en la energía y la sangre para ser transportadas luego al pulmón que la distribuye a todo el cuerpo.

La digitopuntura consiste en estimular los puntos de los meridianos con los dedos para mejorar la circulación de la energía y de la sangre; para mantener o recuperar la normalidad y equilibrio fisiológico del cuerpo humano.

Las técnicas de digitopuntura, aunque se apliquen solamente sobre los puntos, se realizan conforme a la distribución y el recorrido de los meridianos, pues éstos constituyen las vías por las que circulan la energía y la sangre; y los puntos son, a su vez, lugares donde se reunen o se manifiestan durante su recorrido.

Con esto se explican las relaciones entre los puntos y los meridianos, razón por la cual estimular los puntos puede normalizar los cambios patológicos de los meridianos, el frío y el calor de los meridianos yin y yang.

El cuerpo humano está formado por la energía, la sangre, los tendones, los vasos, los huesos, la médula, los órganos ( zang ) y las. vísceras ( fu), entre los cuales existen relaciones inseparables de yin y yang. La energía es el comando de la sangre, pues cuando circula la primera, corre la última, y cuando aquella se detiene, ésta también.

Los tendones mueven los vasos, pues si se mueven mucho aquellos, el pulso late rápidamente en los vasos, y si aquellos están quietos, el pulso será moderado.

Los huesos son la residencia de la médula, si son duros, la médula será fuerte; si son débiles, será deficiente.

Los órganos ( zang) están relacionados externa e internamente con las vísceras ( fu), puesto que si aquéllos son fuertes, éstas también, y viceversa.

Entre todos, circulan los meridianos y los colaterales para ligarlos formando un todo único. y de entre ellos, los cinco órganos y las seis vísceras ( zang-fu) cumplen una función principal: éstos, conforme ala naturaleza de los cinco elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua) se influyen y se controlan para mantener un equilibrio, y al mismo tiempo determinan las condiciones de la energía, la sangre, los tendones, los .huesos, la médula, etc.

Todo cambio patológico de cualquier parte del cuerpo humano está vinculado con uno o varios de los (zang-fu). Los meridianos y los colaterales se comunican, en el interior, con los (zang-fu) y en el exterior, con los miembros y los huesos.

Los doce meridianos regulares pertenecen todos a los (zang-fu); por eso al estimular en ciertos puntos de la superficie del cuerpo se puede ejercer influencia sobre los (zang-fu), de modo que pueden regular las relaciones de exceso o deficiencia entre ellos para recuperar el equilibrio y como consecuencia, que pueda el cuerpo mantener sus condiciones normales de equilibrio y por lo tanto salud.

Para regular el exceso y la deficiencia de los zang-fu, la digitopuntura tiene sus técnicas de tonificación y dispersión: tonificar lo deficiente y dispersar lo excesivo para lograr el equilibrio y la recuperación de las funciones normales de los órganos internos del cuerpo y con ello la salud, ya que no debemos olvidar que "la salud es el silencio de los órganos".

Si desea conocer algunos aspectos sobre la digitopuntura no contemplados en esta página puede consultarlo. Con mucho gusto le responderemos.