Qigong



El Qigong (pronunciado Chi Kung) es un método preventivo de salud que tiene una historia de alrededor cuatro mil años de antigüedad.

Tradicionalmente, la historia de la teoría del Chi (Qi) y del Chi Kung, comienza con el nacimiento de la Tradición Popular China, durante el reinado mítico del emperador amarillo Huang Di, aproximadamente hace dos mil años.

"Uno debe respirar la esencia de la vida, regular su respiración para preservar su espíritu y mantener sus músculos relajados. Cuando la mente está quieta y vacía, el verdadero Qi estará bajo tu control. Si uno mantiene una mente centrada, el peligro de enfermedad desaparecerá".

Huang Di Nei Jing

El Qigong (Chi Kung) esta formado por una extensa gama de ejercicios físicos y mentales que combinan la respiración, la concentración mental y el movimiento físico para aumentar la energía vital, mantener la salud y tratar sus alteraciones, siendo considerado también como un método manual de salud oriental.

Existen gran diversidad de criterios sobre el Qigong, pero en todos ellos subyace un principio común que define lo que es el Qigong : el entrenamiento de la mente y el cultivo de la energía vital.

En nuestra consulta el Qigong es una parte fundamental de la Tradición Popular China junto con la Acupuntura, la Moxibustión, la Fitoterapia, el Masaje Chino y la Osteopatía China o Tui Na.

Para entender los mecanismos mediante los cuales el Qigong (Chi Kung) ejerce su acción saludable sobre el organismo, primeramente hay que conocer el sentido más básico y profundo de esta práctica milenaria que no es otro que el de lograr la total unión entre el cuerpo y la mente en un estado de armonía.

En China las investigaciones de los efectos del Qigong (Chi Kung) han permitido demostrar su eficacia en la prevención y tratamiento de numerosas alteraciones de la salud tales como:

- Los dolores crónicos.

- La hipertensión y arteriosclerosis.

- Algunas alteraciones del corazón.

- Los trastornos respiratorios.

- La tuberculosis pulmonar.

- En las dispepsias o problemas digestivos.

- En las alteraciones hepáticas.

- En el stress.

- En la neurastenia.

- En trastornos sexuales.

- En la artrosis y artritis entre otras.

Asímismo, y gracias al moderno instrumental, ha sido posible medir los cambios en la actividad fisiológica y sus efectos terapéuticos generales en practicantes de Qigong (Chi Kung), los cuales se han evidenciado en el ajuste de la acción del córtex cerebral, del sistema nervioso y del sistema cardiovascular.

Por todo ello en nuestra consulta se aplican las técnicas y conceptos de tan valioso método manual oriental.