Reflexología



A través de la historia, no hemos dejado de tener constancia permanente de la utilización de la reflexología o de métodos similares para resolver las alteraciones de la salud.

Hipócrates que al parecer vivió en el siglo V antes de Jesucristo, comprendió el valor del masaje y lo enseñó a sus discípulos.

El escultor florentino, Benvenuto Cellino (1500 al 1571) utilizaba fuertes presiones en los dedos del pie y manos, para aliviar los dolores que padecía en su cuerpo, con extraordinarios resultados calmantes.

En la Europa Central los médicos Adamus y A'Tatis lo describen en 1.582. "En fuerte dolor de oido se recomienda presionar en los últimos dedos de los pies".

El Vigésimo presidente Norteamericano, Jame A. Garfil, (1831 al 1881) era capaz de aliviar sus dolores producidos como consecuencia de la heridas producidas por el atentado contra su vida con arma de fuego, mediante presiones en varios puntos de sus pies, siendo éste el único medio capaz de aliviar dichas molestias.

La relación entre puntos externos y órganos internos del cuerpo eran conocidos por diferentes tribus Centroamericanas, siendo este conocimiento conservado y trasmitido durante generaciones.

Estamos seguros que la reflexología es el método más antiguo de auto-recuperación de la salud; el hombre primitivo, caminando descalzo, estimulaba continuamente los reflejos de cada parte de su cuerpo, favoreciendo así el equilibrio de todos sus sistemas, y al mismo tiempo, mantenía constante la descarga de la propia energía en el terreno, preservando la unión con la de la tierra, tan útil al cambio psicofísico del ser humano, parte integrante e integrada del sistema ecológico del planeta. Con la modificación de nuestro ambiente todo esto ya no es posible y, desde los zapatos inadecuados hasta los terrenos asfaltados, todo conspira para alejarnos cada vez más de aquellas condiciones ideales.

Quien no ha sentido el indescriptible placer de quitarse los zapatos y andar o correr sobre la hierba humedecida por el rocío, sin aún no lo habéis probado, por favor, hacerlo. Y os aseguro un placer difícil de explicar con palabras.

O quien de nosotros no ha ejercido unas presiones sobre nuestras sienes cuando padecemos un dolor intenso de cabeza, o como apretamos nuestros dientes para aliviar un dolor extremo, o de igual modo cuando recibimos un golpe en cualquier parte de nuestro cuerpo cerramos con fuerza nuestros puños contrarrestando el dolor padecido.

Muchos son los ejemplos que podríamos exponer y que continuamente utilizamos en nuestra vida cotidiana.

Por ello queremos hacer una llamada de atención sobre la reflexología como una técnica muy eficaz para mantener o restablecer tanto la propia salud como la de nuestros semejantes.

Debemos aceptar el hecho de que no sólo existe una sola técnica, una panacea eficaz ni para todas las personas ni para todas las alteraciones de la salud.

Dice Eunice Ingham, que ha practicado la reflexología durante varias décadas, a igual que nosotros que los confirmamos constantemente:

"Estimulando los diversos sistemas -circulatorio, glandular y nervioso- puede hacerse mucho para normalizar las funciones que operan en todo el organismo... Controlando los distintos reflejos presentes en los pies, el grado de dolor dará una atenta lectura de cualquier órgano área en desorden".

Debemos prestar especial atención a este último aspecto, dado que la reflexología es de una ayuda muy válida para el diagnóstico.

La reflexología es un área de los Métodos Naturales de Salud muy extensa, y probablemente muy poco estudiada tan científicamente como lo hemos hecho nosotros, que es capaz de restaurar la normalidad de las funciones orgánicas y proporción de alivio al dolor de cualquier parte del mismo.

Poca o ninguna atención ha sido prestada hasta ahora, a estos Métodos, por parte de investigadores serios, aunque últimamente ha empezado a surgir un creciente interés por ella, debido quizás al aumento de la popularidad de la acupuntura, matriz de todos los microsistemas reflexológicos.

Lo peculiar de la reflexología no es que funcione bien sino que no existe ninguna buena razón para que no deba funcionar. Al menos cualquiera que haya leído los numerosos y buenos informes que existen sobre la misma, probablemente lo creerán así.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que los métodos reflexológicos no son una panacea que solucionen todos los problemas y alteraciones de la salud.

Si una persona ha maltratado su cuerpo durante largos años y además, psíquicamente está alterada, no es de extrañar que tarde o temprano su salud se vea más o menos seriamente afectada. Por ello para recuperar su salud, no le será suficiente los métodos reflexológicos, sino que será necesario que cambie de estilo de vida, es decir, una alimentación sana y biocompatible, la práctica regular de ejercicios, deberá recuperar el equilibrio psíquico, todos estos cambios junto con la reflexología serán factores decisivos para que esta persona recupere y mantenga su salud.

Por todo ello hemos emprendido una enorme tarea recogiendo y desarrollando todos los microsistemas reflexológicos para que de esta forma. Podamos formarnos una idea más global y holística de todos los métodos que pueden utilizarse en el enorme campo de la Educación para la Salud y la relación que tienen éstas entre sí, todos ellos encaminados a mantener y recuperar la salud en el ser humano.

DATOS HISTÓRICOS



Reflexología: Español

Zone therapy o Foot reflexology: Inglés

Fuss Reflexemen Therapie: Alemán

Reflexologie: Francés

El origen de la reflexología bien podrá perderse en la hermosa y lejana noche de los tiempos. Por ello no debemos de tratar de descubrirla o encajarla en el mismo, basándonos en nuestra mentalidad excesivamente racionalizada, ya que la reflexología pudo nacer como algo distinto, incluso y porque no, pudo nacer de los gestos de una civilización para tocarse entre sí, los seres que la componen. Tal vez pudo nacer de un gesto de consuelo o de amor, o quizás nació de la necesidad de disponer de un modo no verbal de expresarse, de relacionarse, o de entregarnos a nuestros semejantes en cada sesión reflexológica un poco cada vez.

Aunque históricamente hablando no tengamos referencias exactas y precisas sobre el origen de su uso, de todos es sabido que el masaje es uno de los métodos más antiguos mediante el cual se reconoce una técnica manual como el medio de aliviar el dolor y el sufrimiento del ser humano.

En general todos los que hemos estudiado a fondo la reflexología aceptamos que ésta puede tener una antigüedad de más de 5000 años, y que la misma fue utilizada en China, Egipto y en la India como técnica para él diagnostico y recuperación en las alteraciones físicas, todavía hoy se practica en Indonesia.

Por ello no nos cabe la menor duda de que el ser humano siempre se ha visto obligado a librar la más importantes de las batallas; la batalla de restablecer y mantener su salud. Para ello siempre estuvo obligado a buscar y utilizar los elementos que la madre naturaleza le ofrecía, a cambio únicamente de su respeto, estos elementos son la propia tierra, el sol, el aire, el agua, las plantas, y como no su propio alimento, y sus propias manos, dando lugar en su conjunto a lo que hoy llamamos Educación para la Salud y a las diversas técnicas que la forman, como son: la geoterapia, la helioterapia, la hidroterapia, la fitoterapia y todas las técnicas manuales en su conjunto y entre ellas la reflexología, aunque desde mi punto de vista hasta la alimentación es una técnica manual ya que utilizamos las manos para comer e incluso para elegir nuestros alimentos.

Por ello, y volviendo al tema que nos ocupa, el ser humano descubrió en los elementos naturales que le rodeaban el aliado que podía hacerle más llevadera su existencia. Por lo que no tardo en descubrir las modificaciones o alteraciones que sufría su organismo en las distintas formas de alimentarse o tras la ingestión de determinados alimentos, o las variaciones de su estructura, inflamaciones en diferentes áreas de su cuerpo, apariciones pigmentarias en su piel, envejecimiento prematuro, etc..., observando principalmente que la estructura más importante de su cuerpo, sus pies, (con los cuales podía desplazarse y en definitiva mantener su cuerpo erguido, sano y fuerte), se debilitan disminuyendo su capacidad de hacer frente a su medio de vida, como consecuencia de las deformaciones y sensibilidad que padecía en sus distintas estructuras. Siendo a partir de estas observaciones, que comenzó a prestar más atención a los mismos, iniciando los principios básicos y preventivos de lo que hoy podemos definir como reflexología podal; hallando una interrelación entre sus pies y las alteraciones de salud que padecía.

Por ello y para centrarnos en la reflexología podal. Vamos en principio a situarla en nuestra historia más reciente.

Posteriormente lo haremos con el resto de los microsistemas que componen este curso.

Como anteriormente habíamos expuesto distintas culturas han desarrollado y utilizado métodos similares como la India, China o Egipcia, siendo ésta última la que nos ha legado la confirmación de la método reflexológico como medio combinativo entre los pies y distintas áreas del cuerpo.

Así lo demuestra la pintura hallada del médico egipcio, Ankahmahar que data de la sexta dinastía sobre el año 2230 antes de J.C.

Siendo lógicamente a través de la cultura oriental, como la reflexología ha llegado a la cultura occidental de la mano de los primeros Jesuitas que llegaron a Francia en el siglo XVI.

La tradición budista de la India y del Japón conocida una representación simbólica a nivel de la planta del pie, como atestiguan una pintura Rajasthan del siglo XVIII y un buda del templo Kusinara en el Japón.

En la concepción hindú, el pie es el primer germen, expresa el cuerpo entero y sus mutaciones.

Este pie de Buda muestra el devenir simbólica del hombre, desde el talón poblado de peces hasta su esencia divina a través de formas animales y pasando por la rueda solar.

Más recientemente, tres sistemas de reflexología, con punto de partida podológico, se ha desarrollado en el Japón.

El Sokshindo de Shibata Watobu y su variante el Sesokubo de Yamada que comprenden cartografías precisas, proponen representaciones del conjunto de organismo, y en particular del raquis, que está representando sobre el borde externo del pie. Estos dos sistemas, utilizados tanto en diagnósticos como en terapéutica, están particularmente interesados en las modificaciones de la orientación de los dedos de los pies, las cuales traducirían una patología del órgano en relación con el meridiano de acupuntura, que termina o comienza a esos niveles.

Los Shiatsu, por último comprenden 44 puntos sobre el pie, que son utilizados en masaje.

En China, el Instituto de Medicina Tradicional de Shanghai enumera 32 puntos de podopuntura de acción específica, pero estos puntos aparecen más como un grupo de puntos "fuera de meridiano" que como un verdadero microsistema, en la medida en que no permiten levantar una cartografía.

De la misma forma, Ching Chang Tung de Taiwan, enumera 25 puntos del pies, y Austin, de los Estados Unidos, encuentra 33 puntos.

Ilustraciones tomadas de un antiguo manual japonés inspirado en la concepción médica china. En tal concepción, el cuerpo humano es recorrido por una nutrida red de "meridianos" surgido de canales inmateriales en los cuales fluye la energía. Los puntos localizados a lo largo de estos canales actúan como una especie de "interruptores": operando sobre ellos (con las agujas, la presión, el masaje...) es posible regular el recorrido de la energía y así restaurar el equilibrio vital que se identifica con el bienestar y la salud.

En Estados Unidos, la podopuntura ha sido estudiada por varios autores sucesivos:

El Dr. Willian Fitzgerald primeramente, que publicó en 1917 un método llamado "zone therapy", en el cual la planta del pie correspondería a una representación a la vez somática y visceral:

* la representación somática es la prolongación sobre la planta de los pies de las 10 bandas longitudinales del soma, bandas que siguen los radios interdigitales;

* la representación visceral reproduce la disposición anatómica de las vísceras abdominales y torácicas.

Esta representación es la base de todas las que le siguieron.

El Dr. Willian Fitzgerald, nació en la ciudad de Middletown, estado de Connecticut, U.S.A., en el año de 1.872. Se graduó en Medicina por la universidad de Vermont en 1.895 trasladándose a Europa donde permaneció varios años en diferentes ciudades como Viena, París y Londres donde se especializo en Otorrinolaringología, regresando nuevamente a Norteamérica, donde se incorporó a trabajar en el Hospital para "Enfermedades de oído, nariz y garganta" situado en la ciudad de Hartfort, Connecticut. Posteriormente se traslado a Nueva York donde desarrollo la mayor parte de su labor investigadora hasta sus últimos años de vida, muriendo a los 70 años de edad en 1.942.

El Dr. Willian Fitzgerald en el desarrollo de su trabajo pudo observar que, haciendo presión sobre ciertas partes del cuerpo, a veces era innecesario utilizar anestesia para realizar pequeñas operaciones en la nariz o en la garganta. Su mente indagadora lo estimuló a buscar el porqué de este fenómeno y descubrió que el paciente había hecho una presión sobre algunas partes de la mano, o que él mismo durante la visita había presionado ciertas zonas, aliviando el dolor en otras. Poco a poco puede trazar un mapa de estas zonas de modo sistemático. Así surgió la teoría según la cual el cuerpo humano puede considerarse atravesando longitudinalmente por diez "meridianos" que lo dividen en otras tantas zonas, cada una de las cuales contiene órganos y partes del cuerpo cuyos reflejos se encuentran en la zona correspondiente de los pies y de las manos.

Fitzgerald en 1913 comunicó sus experiencias a sus colegas dentistas, que empezaron a usar el sistema de presión como anestésico. La noticia se expandió pro el mundo médico y llegó hasta el doctor Edwin F. Bowers médico, crítico y escritor de Nueva York, quien quiso conocer a Fitzgerald: después de un largo y cuidadoso análisis del nuevo método, el doctor Bowers decidió escribir un artículo divulgativo para enseñar el público como liberarse del dolor.

Durante su estancia en Viena el Dr. Willian Fitzgerald colaboró en el Dr. H. Brassler en la primera década de este siglo, en el tratamiento de órganos mediante puntos de presión, el Dr. Fitzgerald en su libro titulado "ZONE THERAPY", comenta:

"Una manera de tratamiento mediante puntos de presión, era conocida en la India y China hace unos 5.000 años. Este conocimiento sin embargo parece haber sido olvidado o perdido quizás fue dejado a un lado en favor de la Acupuntura, la cual surgió como el más poderoso desarrollo de la misma raíz".

En el año 1.916 el Dr. Edwin Bowers, describió públicamente las investigaciones progresos desarrollados por el Dr. Willian Fitzgerald. Un año más tarde aparecieron reunidos todos los trabajos en el libro titulado "ZONE THERAPY", en el cual aparecían recomendaciones de tratamientos para los médicos, dentistas y quiroprácticos.

El Dr. William Fitzgerald, en su libro, reconoció unas líneas o conductos de actuación o transmisión del reflejo patológico, que nos recuerdan de una forma vaga, los meridianos energéticos chinos, y/o las inervaciones del Sistema Nervioso Central.

Por un tiempo esta terapia estuvo muy en boga y se difundió mucho en los Estados Unidos, también por mérito del doctor Joe Riley que desarrolló y refinó la técnica, y trazó diagramas y diseños detallados. En 1919 publicó un libro con el título de Zone Therapy Simplified. siguió un período de menor interés, pero el método fue retomado en los años 30, y ampliamente experimentado, incluso con un diagrama más sistemático, por Eunice D. Ingham, una masajista norteamericana de Riley, que lo rebautizó Ingham Reflex Method of Comprenssión Massage (Método Ingham de masaje de compresión sobre los reflejos). Ingham tuvo muchos discípulos, algunos provenientes de Europa.

El doctor Fitzgerald dio cursos de iniciación y reunió a su alrededor a un círculo de médicos. En la primera edición de su libro aparecieron diagramas de las zonas de los pies y de la división correspondiente a las diez zonas del cuerpo. Entonces, el doctor no debía saber que estaba transmitiendo los principios de la medicina tradicional de los indios, dando a ésta una base de credibilidad científica.

Según el Dr. George Starr White en 1.925, el hecho que éste medio terapéutico alcanzara tan importante aceptación y difusión se debe a la seriedad de los trabajos reflejados en la obra del Dr. Fitzgerald.

El Dr. Fitzgerald, reunió un círculo de médicos simpatizantes a este medio terapéutico. Entre las principales teorías que se potenciaron en aquel tiempo son:

- Los Meridianos Energéticos.

- El Diagrama de las zonas reflejas del cuerpo.

- Líneas de correspondencias.

Recientemente ha sido retomado en los Estados Unidos con el nombre de Reflexology. En California existe un Reflexology Institute. En los años 70 el masaje zonal ha llegado también al continente europeo, donde se lo practica y enseña, con algunas variantes con respecto al sistema común, en muchos países. En Suiza Hedi Masafret, enfermera y fisioterapeuta, practica desde hace años el masaje zona y ha recogido los frutos de su intensa experiencia en un excelente manual que puede considerarse un texto básico (como hemos hecho nosotros con la identificación y numeración con las zonas de reflejo). Una frase de Masafret nos parece que encierra la esencia del trabajo sobre los reflejos de las zonas de los pies: "Todo lo que el cuerpo fabrica, también el cuerpo está en condiciones de destruirlo".

Por otro lado el Dr. Ruley en 1942 completó la cartografía de Fitzgerald, añadiendo las 10 bandas longitudinales un sistema de 8 bandas horizontales, lo que condujo a una representación en forma de reja, que permitía una localización más precisa. También precisó las localizaciones sobre la cara dorsal del pie. De hecho, y bajo su aparente complejidad, la cartografía de Riley repite, bastante fielmente, los elementos de la de Fitzgerald.

Estos trabajos fueron continuados por Eunice Ingham, bajo el nombre de "foot reflexology". La cartografía visceral de Ingham es absolutamente superponible a la de Fiztgerald, y su aportación principal reside, por una parte en la precisión de las localizaciones vertebrales, y por otra, en la descripción de ciertas zonas de la cara dorsal del pie.

Por último el doctor R. A. Dale publicó, en 1977, un estudio comparativo de todos estos datos y presentó una cartografía que era prácticamente superponible a la de Ingham.

En Francia, Gely ha publicado una lámina titulada "La imagen del cuerpo a nivel de los pies", cartografía derivada de la de Ingham y que presenta, no obstante, las siguientes diferencias:

* las representaciones correspondientes a la región temporal, a los senos de la cara, al ojo, a la oreja y al ciático están cruzadas;

* las representaciones vertebrales están desplazadas, la articulación atlas-axis se localiza a nivel de la articulación metatarsofalángica del dedo gordo del pie, y las vértebras cervicales se extienden hasta la unión del tercio anterior con el medio del borde interno del pie.

Finalmente, en 1982, Bossy propuso una representación de la inervación de los órganos a nivel del pie, conformando un esquema general de reflexoterapias. Esta organización axial de la representación del sistema nervioso correspondiente a las diferentes cartografías del pie, incluso a la de Ingham. Ahora bien, esta última orienta transversalmente la representación de los sistemas nerviosos central, simpático y parasimpático.

En Italia la práctica de la reflexología está en sus inicios; su introducción se debe a Elipio Zamboni, un masajista que se ha ido especializado en reflexología y que a menudo trabaja en colaboración con los médicos.

En España, a igual que en Italia la práctica de la reflexología podal es relativamente reciente y es utilizada por muchos profesionales como técnica de diagnóstico y técnica auxiliar para mantener y restablecer la Salud. Por lo general, y hasta tanto no existan centros oficiales para su enseñanza, la reflexología podal se imparte en academias particulares.

LOS MICROSISTEMAS REFLEXOLÓGICOS



Los microsistemas corresponden a zonas reflexógenas privilegiadas cuyo interés es diagnóstico y tratamiento a la vez.

Estos microsistemas se diferencian de la acupuntura tradicional por sus mecanismos de acción, que prácticamente nunca es de tipo elemental o metamérico, y por su técnica de aplicación, que recurre sobre todo a la representación tópica de las estructuras anatómicas.

Algunos microsistemas pueden ser utilizados únicamente a título diagnóstico, mientras que otra intervienen en los pasos diagnósticos y tratamiento, aislados o asociados con la acupuntura general.

La historia nos enseña que la representación de las vísceras o de las regiones del organismo en territorios localizados (nariz, cara, lengua, etc.) ha sido utilizada desde la más remota antigüedad, sobre todo como elemento diagnóstico.

Como la base de la medicina oriental está en los cinco órganos (Hígado, Corazón, Pulmón, Bazo y Riñón), son éstos los que se encuentran prácticamente siempre. Los "Tres calentadores" han sido igualmente utilizados desde la antigüedad, pero, al contrario, la representación en las estructuras somáticas está ausente.

La utilización como tratamiento sistemático de estas representaciones no existía antes del siglo XX. Sólo algunos puntos eran utilizados a título individual.

P. Nogier padre de la auriculoterapia, es decir, de la utilización del pabellón de la oreja como un conjunto que permite tratar por puntura la casi totalidad de las estructuras del organismo, y parece aceptado que sea él quien haya así promocionado, indirectamente, la utilización como tratamiento sistemático de los diversos microsistemas localizados. Se conocía, sin duda alguna, antes de él, esta representación global del individuo a nivel del pie, por ejemplo, pero no había sido propuesta ninguna descripción coherente utilizable por estimulación reflexológica de la aguja.

Estos microsistemas pueden ser utilizados con un propósito exclusivamente diagnóstico, como en la antigüedad (ojo, lengua...), o con un fin a la vez diagnóstico y saludable. Algunos han sido elevados a sistemas completos y han sido muy utilizados, otros aparecen actualmente con menor interés.

El fin de este curso es presentar los diferentes microsistemas de forma práctica.

Los microsistemas que comprende la reflexología son hasta ahora los siguiente:

Microsistemas de las extremidades:

Reflexología podal

Reflexología de las manos

Reflexología de la oreja

Microsistema de la nariz

Microsistema de la cara

Microsistema de las cavidades de la cara:

Cavidad nasal

Cavidad bucal

Microsistema del ojo

Microsistema del cráneo

Otras reflexologías naturales

El Sol estimula favorablemente las zonas reflejas, proporcionando además energías: cromática, térmica, fijación vitamina D, desinfección entre otros factores.

El Agua al bañarnos (mar, ríos, lagos y aunque mucho más alejada saludablemente la ducha y la bañera) nos proporciona importantes estímulos reflejos y acciones isotérmicas, isoeléctricas y descargas tensionales y estáticas, aportación de principios minerales orgánicos al organismo (iodo en el mar y baños de plantas saludables) y en el caso del agua marina, una importante acción antiséptica para la piel.

REFLEXOLOGÍA



La reflexología consiste en buscar la recuperación de la salud o la prevención de una alteración de la misma, mediante la excitación de los centros nerviosos.

La principal de las reflexologías es la Acupuntura, ésta se practica en China desde hace miles de años, aunque su introducción en occidente data solamente desde principios del siglo XVI.

La reflexología se basa en la correspondencia de ciertos órganos con puntos cutáneos; dichos puntos están unidos por líneas imaginarias denominadas meridianos.

Hasta el momento presente, la reflexología no ha encontrado más que una acogida escéptica por parte de la medicina oficial.

Aunque en el ámbito de la Educación para la Salud la reflexología es una de las técnicas que proporciona unos beneficios muy importantes tanto en la recuperación de la salud como en la prevención de las alteraciones de la misma en el ser humano.

Como todas las técnicas que aplica sin un profundo conocimiento de la misma, incluso sin diagnóstico previo, puede tener unas consecuencias no deseables; por otra parte, son innegables unos resultados, a toda vista sorprendente, obtenidos, por manos cualificadas y expertas, mediante la mayor parte de los microsistemas reflexológicos.

Aunque se ha avanzado mucho en cuanto se refiere a la investigación neurobiológica de los distintos microsistemas reflexológicos.

Evidentemente, aún quedan cuestiones sin respuesta, en particular las que conciernen a vectores bioquímicos, soporte de la "energía" canalizada por la reflexología; no se puede impedir el establecimiento de una correlación con los neurotransmisores, cuya importancia se entrevé cada vez más en ciertas afecciones neurológicas o psiquiátricas.

A medida que se vayan conociendo datos sobre la investigación en estos terrenos tan importantes, iremos incorporándolos a este curso, ya que nuestra meta es siempre la perfección.

Por tanto dos aspectos fundamentales entran en juego en las reflexologías: por un lado, el diagnóstico, que buscará el o los órganos afectados por medio de una semiología refleja: dolor contractura, modificación vasomotriz, pigmentaria, etc.; por otro lado, la saludable, que modificará la vascularización, la motricidad, la tonalidad y la sensibilidad de este órgano a partir de uno o varios territorios, a veces sin una relación periférica directa. Esta dualidad sugiere que el término de reflexoterapia sería el más apropiado para cubrir el campo de estos dominios.

LOS MÉTODOS REFLEXOLÓGICOS Y SU APLICACIÓN COMO DIAGNÓSTICO Ó TRATAMIENTO



Método Reflexológico

Diagnóstico

Tratamiento

Acupuntura

Algias a la presión, pulsología color de la tez,etc.

Introducción de agujas especiales en puntos del cuerpo.

Aromaterapia

-----------------------------

Estímulos aromáticos de las inervaciones nasales que conectadas con los órganos son sensibles a ciertas fragancias

Auriculopuntura

Algias a la presión.

Introducción de auricular agujas en puntos del pabellón auricular

Craneopuntura

id. Acupuntura

id. Acupuntura

Cromoterapia

Reacciones a una vibración cromática de color o colores determinados

Exposición a la luz.

Dermalgias Viscerocutaneas

Pellizcos carnosos en los dermatomas corporales.

Introducción de agujas en zonas localizadas

Digitopuntura

Dolor a la presión.

Masaje o presión en puntos determinados.

Helioterapia

----------------------------------

Baños de sol.

Hidroterapia

----------------------------------

Estimulación periférica circulatoria y térmica a través del agua

Iridiología

Signos y variaciones en el tejido del iris.

Luces aplicadas al iris de frecuencia y colores variables.

Manopuntura

id. Acupuntura

id. Acupuntura

Musicoterapia

Reacción del organismo a determinadas notas musicales.

Melodias personalizadas que estimulan las funciones cerebrales.

Quirología

Configuración patológica de formas, signos, manchas y rayas en las manos.

Masaje en las manos

Reflexología Podal

Dolor a la presión en zonas reflejas del pié.

Masaje en zonas reflejas del pié.

Reflexología Vertebral

Dolor a la presión sobre las vértebras afectadas.

Percusiones o presiones en determinadas zonas de la columna vertebral.

Rinopuntura

id. Acupuntura

id. Acupuntura

Rinoterapia

----------------------------------

Estímulos mecánicos en determinadas zonas del interior de las fosas nasales.

Osteopatía

Algias a la presión

Normalización estructural,visceral,ginecológica y craneosacral.

Quiromasaje

------------------------------

Masaje superficial medio y profundo

REFLEJO

Un reflejo puede definirse como la respuesta rápida de estructuras biológicas a un estímulo determinado, específico y localizado con precisión, fuera del control de la voluntad. Este esquema general puede encontrarse en la reflexología, la cual se define como "un método de tratamiento consistente en la excitación, la anestesia o la cauterización de una región diferente de la que se encuentra afectada, con el fin de generar acciones reflejas favorables."

El cuerpo humano interacciona con el medio ambiente por una amplia red de circuitos (sistema nervioso) que recoge estímulos del exterior, los cuales son codificados, e inmediatamente se emite una respuesta adecuada.

De una manera concisa podríamos dividir esta red de circuitos en dos tipos diferenciados de funcionalidad; estos serían: las vías aferentes, con sus receptores, que son los encargados de recoger la información del exterior (luz, oscuridad, calor...) y del propio organismo (posición del cuerpo, ritmos vitales, cardíacos, respiratorios, digestivos...), y las transmiten a centros de codificación, la médula espinal y el Sistema Nervioso Central, donde dependiendo del estímulo recibido, darán unas órdenes determinadas que se canalizan a través de las vías eferentes, las cuales transmiten a los órganos específicos (músculos, etc.), la información emanada de los centros nerviosos. Un ejemplo sería: Tomamos un objeto, el cual nosotros no sabemos que se halla muy caliente; al tocarlo, los receptores de la temperatura de la mano envían a través de las vías aferentes la información (en este caso la excesiva temperatura) que llega a los centros de codificación, y éstos a través de la vía eferente, transmiten la orden a los músculos de la mano de soltarlo, para no quemarnos.

Hemos realizado dos tipos diferentes de acciones: una, el acto voluntario, es decir, ir a coger el objeto, y el segundo, el acto reflejo, soltarlo inmediatamente para no quemarnos, introduciendo en este punto dos nuevos conceptos, y de ellos, uno es el que más nos interesa, en este caso, el acto reflejo, que le dio nombre en principio a la Reflexología. La diferencia parece clara; el acto voluntario es el que realizamos de una manera consciente con una intencionalidad, tomar objetos, caminar, vestirnos, leer, etc. que serían todas las acciones emanadas en la corteza cerebral del sistema nervioso central. El acto reflejo es el que realizamos de una manera inconsciente, que no llega a la corteza cerebral, bien filtrado en la médula espinal, donde saldría el concepto de acto reflejo, es decir, que sería la propia médula, la que haría de centro codificador y emitiría la orden, o bien pasando por la médula alcanzaría el sistema nervioso central y sería codificado antes de llegar a la corteza cerebral. Ejemplos de actos reflejos son: el parpadeo cuando la córnea del ojo está seca, retirar la mano cuando nos quemamos, o sentimos dolor, etc.

Otro tipo de ejemplo de reflejo sería el propio dolor que se percibe en los padecimientos cardíacos; ya que no sólo se produce en la zona cardíaca sino que se extiende a otras partes del organismo, brazo izquierdo, cuello, etc. lo cual nos indica que en el cuerpo hay unas zonas interconexionadas con el resto, que se corresponderían, manifestando los padecimientos de órganos y vísceras concretas. Son las llamadas zonas metaméricas, que tienen su origen las raíces nerviosas de la médula espinal. Y fue en 1893 cuando Head describió que todos los órganos y estructuras internas de nuestro cuerpo disponen de una zona refleja sobre la superficie, las que denominamos zonas cutáneas de Head o dermatomas.