Rolfing



El rolfing es una técnica creada por la doctora Ida Rolf en los años 60.

Se podría definir como un método de manipulación de las fascias que pretende una integración estructural de los distintos bloques corporales (cabeza, cuello, tórax, abdomen, etcétera) en su alineamiento vertical fisiológico o natural.

Por lo tanto, es un sistema de tratamiento de los tejidos profundos, que actúa sobre el tejido conectivo que adhiere los músculos a los huesos y hace hincapié en el alineamiento corporal.

Otorga al cuerpo elevación, longitud, liviandad al liberar tensiones emocionales atrapadas en la musculatura.

En todo cuerpo actúa un campo de fuerzas.

La más importante de estas fuerzas es la de gravedad, de tal manera omnipresente que habitualmente no somos conscientes de ella, el cuerpo humano se modifica con asombrosa facilidad, de acuerdo con la forma en que se usa y la postura que adopta.

La presión ejercida hacia una alineación óptima, incluso si es ejercida sólo en la superficie del cuerpo, se va a irradiar a través de todo el sistema, produciendo una mejoría generalizada.

En nuestra consulta se aplica principalmente para la prevención de alteraciones osteo-neuro-musculares por problemas posturales, aunque es útil también su aplicación para alteraciones tales como el dolor de cabeza y espalda, etcétera.