Filosofía y Práctica del Método Integral de Salud

Prólogo

El contacto diario en la consulta con muchas personas durante más de treinta años de práctica de los Métodos Naturales y Manuales, sus dudas, sus preguntas, sus ganas de conocer cómo actúan los remedios que se aplican y la recopilación de cientos de resultados, han sido el punto de partida para protocolar este Método Integral de Salud.

Estos años de experiencia profesional requerían también un trabajo de reflexión sobre las conclusiones a las que hemos ido llegando y realizar una acertada combinación de los diferentes Métodos Naturales y Manuales que en el Método Integral de Salud se aplican, se puede conseguir el máximo bienestar para la persona que la realiza.

Este Método Integral de Salud surge de la necesidad de plasmar en un trabajo científico la síntesis de la teoría y práctica de los Métodos Naturales y Manuales aplicados a la salud, y que después de muchos años de trabajo, he visto cumplido por fin un objetivo para mí muy importante, y es el de haber agrupado un conjunto de Métodos Naturales y Manuales en torno a un Método Integral de Salud.

De ahí la idea de un Método Integral de Salud que pueda responder de forma sencilla y a la vez realizable a muchas de las preocupaciones de las personas acerca de su salud y al mismo tiempo intentar que sea una herramienta útil para ayudar a las personas a responsabilizarse de su propia salud e intentar restituir la costumbre popular que se ha ido perdiendo, y es que cada cual pueda tener la oportunidad de ser partícipe del estado de su la salud, sin dar paso a una peligrosa práctica: la automedicación.

Durante estos últimos años, estamos asistiendo al nacimiento de una mayor preocupación por la salud, a un interés por Métodos de tratamiento menos agresivos, con menos o sin efectos secundarios y con una visión más global y holística del individuo, siendo cada vez más numerosas las personas que eligen formas de tratamiento dentro del ámbito de los Métodos Naturales.

Este Método Integral de Salud pretende restituir el rigor y la seriedad a los Métodos Naturales y Manuales de Salud, a los que se ha tomado poco en serio y de los que aún se cree que pueden servir sólo para tratar trastornos o alteraciones menores de la salud.

Mediante los Métodos Naturales y Manuales se aplica una visión diferente tanto de la alteración de la salud como de la persona que la padece, y éstos pueden cubrir toda las alteraciones de la salud siendo perfectamente compatibles y complementarios a la terapéutica médica oficial.

A la hora de concretar el presente plan del Método Integral de Salud he visto la necesidad de explicar los principios que en mi opinión deben actuar en los distintos Métodos Naturales y Manuales aplicados y que se engloban dentro del protocolo del presente Método Integral de Salud.

Todos tienen en común el principio naturista básico de ayudar al organismo a poner en marcha sus sistemas de autocuración y de autorregulación, es decir, proporcionar los estímulos Naturales y Manuales necesarios en cada caso y las condiciones necesarias para el mantenimiento y la recuperación de la salud.

El Método Integral de Salud es una combinación terapéutica en la que equilibrando todos los factores que intervienen en la salud global de una persona, se consigue por una lado prevenir muchas alteraciones de su salud, y por otro lado eliminar otros que le pudieran estar afectando, y que con casi toda seguridad y en el transcurso del tiempo pudieran ser más graves.

Por primera vez en la historia de los Métodos Naturales y Manuales se agrupan protocolariamente en un solo Método Integral de Salud, diversos Métodos tanto Occidentales como Orientales. Por primera vez se ha tenido en cuenta en un solo Método Integral de Salud:

  • el equilibrio estructural del cuerpo humano,
  • el equilibrio energético según la Tradición Popular China,
  • el equilibrio bioquímico,
  • el equilibrio craneosacral,
  • y el equilibrio emocional de la persona.
Por primera vez se ha incorporado en un Método Integral de Salud una dieta biocompatible que a su vez es hipocalórica e hipotóxica.

Además, hemos pensado en este Método Integral de Salud como en una hermosa herramienta de educación para la salud, haciendo especial hincapié en las medidas preventivas, e intentando presentar de forma amena y precisa los cuidados que debemos aplicar a nuestro cuerpo, pensando, sobre todo, en que constituya más adelante una obra de consulta habitual, y que despierte el interés por conocer más la forma natural de conseguir una salud plena para nuestro organismo, y sobre todo que con ella empecemos a conocer el camino de la salud.

Introducción

(Ir al principio)

Desde que las personas han empezado a ser vasallos de la sociedad industrial hasta nuestros días ha cambiado tanto nuestro entorno y nuestros hábitos de vida como jamás había ocurrido en ninguna otra etapa de la "evolución" de la humanidad.

Estos cambios los observamos básicamente en los siguientes aspectos de nuestra vida cotidiana:

1.- Nos alimentamos a base de productos refinados y manipulados artificial y genéticamente.

2.- Añadimos a los perjuicios anteriores la incorporación de la acción del calor o la adición de productos químicos para el consumo de estos productos, y por tanto consumimos pocos alimentos naturales frescos y crudos.

3.- Llevamos por lo general, una vida excesivamente sedentaria condicionada por el hecho de que la mayor parte de nuestra actividad laboral exige poco esfuerzo físico, ya que estamos rodeados de "adelantos" técnicos para hacernos una vida más agradable.

4.- La mayor parte de nuestro tiempo nos desenvolvemos en un clima artificial que nos aísla de estímulos naturales con los cuales hemos vivido durante milenios, tales como la luz del sol, el aire puro, el agua no tratada, etc.,

5.- Estamos sometidos casi constantemente a una gran variedad de estímulos artificiales (campos electromagnéticos, gases tóxicos, contaminantes ambientales, etc.) cada vez más presentes en nuestro entorno.

6.- Nuestro sistema nervioso se ve abrumado y atiborrado por gran cantidad de estímulos (ruidos, luz artificial, prisas, pantallas de TV y de ordenadores, pocas horas de descanso y de sueño, etc.) que acaban por desequilibrarlo, y que causan numerosos trastornos funcionales y psicosomáticos.

7.- La medicina oficial predominante en nuestra sociedad se basa fundamentalmente en la prescripción de preparados químicos o fármacos que afectan en mayor o menor medida a nuestro organismo a través de sus contraindicaciones.

Recuperar la salud a base de tomar medicamentos únicamente no es la mejor forma de conseguirlo ya éstos en la gran mayoría de los casos sólo procuran eliminar o paliar el síntoma sin tratar la causa.

8.- El consumo de estimulantes, drogas y aditivos (café, tabaco, bebidas alcohólicas, heroína, cocaína, etc.) está enormemente extendido entre las sociedades industrializadas de nuestra época.

Es obvio que vivimos en un medio ambiente que favorece el desarrollo de las alteraciones de la salud. Esto siempre ha sido así, pero la actividad humana de este último siglo nos ha sumergido en nuevos problemas sanitarios a los que jamás habíamos estado expuestos antes, y que en su inmensa mayoría podrían resolverse con otros planteamientos sociales, económicos, sanitarios y educativos.

Se vencieron terribles plagas y epidemias de tiempos pasados, pero han ido surgiendo otras no menos nefastas, ocasionadas en su mayoría por condiciones creadas por el propio ser humano. Han aparecido así las llamadas "enfermedades de la civilización", entre las que podemos incluir: arteriosclerosis, enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, angina de pecho), hipertensión arterial, enfermedades hepatobiliares, gastritis, úlceras gastroduodenales, estreñimiento crónico, disbacteriosis (alteración de la flora intestinal), enfermedades reumáticas, caries dental, paradontosis, enfermedades alérgicas, enfermedades metabólicas (obesidad, gota), diabetes, dolores de espalda, cáncer, enfermedades inmunitarias (sida), síndrome de la fatiga crónica, depresión, etc.

Curiosamente estas alteraciones de la salud, enfermedades o trastornos raramente se ven en pueblos o comunidades con un ambiente natural o poco influenciado por la sociedad industrial moderna.

Junto a este tipo de alteraciones de la salud bien establecidas nos vemos afectados también por un estado mermado de salud caracterizado por síntomas como: insomnio, picores, sensación de malestar, cansancio matutino, propensión a resfriados, padecimiento de pies fríos, dolores de cabeza, malhumor, irritabilidad, fibromialgias, etc.

Desde los tiempos de Hipócrates se es consciente de que las alteraciones de la salud no nos vienen caídas del cielo, sino que existen factores influenciados por la actitud y que el estilo de vida que se lleva desempeña un papel decisivo para que se manifiesten.

Los Métodos Naturales y Manuales, que siempre se ha preocupado por promover el fomento y la recuperación de la salud, ha adquirido una gran experiencia a lo largo de estos años y las personas cada vez son más conscientes de que recuperar y mantener la salud no es demasiado difícil si se está dispuesto firmemente a evitar hábitos insanos y a seguir una vida más acorde con nuestra naturaleza humana.

De ahí todo nuestro esfuerzo por crear el presente Método Integral de Salud que aquí presentamos.

La persona debe convertir en costumbres hechos tales como; adoptar un tipo de alimentación más equilibrada, biocompatible, hipotóxica, vital e integral; tener más contacto directo con los estímulos físicos naturales (aire puro, agua, sol); hacer más ejercicio físico (deporte, gimnasia, movimientos, ejercicios respiratorios, andar); propiciar un mejor descanso de cuerpo y espíritu (siesta, técnicas de relajación), y evitar estimulantes (drogas legales o ilegales), etc.

Cualquier persona sabe que es mejor prevenir que curar, ya que la verdadera curación no siempre es posible y menos aun si uno espera conseguirlo tomando medicamentos o sometiéndose a tal o cual intervención quirúrgica.

Por todo ello recomendamos este Método Integral de Salud, que en nuestra opinión, debería realizarse al menos dos veces al año, en primavera, elemento madera (hígado - vesícula biliar) para la Tradición Popular China y en otoño, elemento metal ( pulmones – Intestino grueso).

Los conceptos que se recogen en este Método Integral de Salud se deberían practicar de forma regular hasta convertirse en hábitos, puesto que una vez adquiridos, resulta muy sencillo seguir con ellos.

El ser humano se mueve y actúa siguiendo hábitos y costumbres muy definidas, por lo que nunca debemos pretender que se cambien de golpe, ya que pueden ser difíciles o trabajosos al principio, sino que se deben ir convirtiendo paulatinamente en una rutina para que se vayan incorporando a nuestro modo vida de la forma más natural posible.

Nuestra salud lo merece todo, ya que la salud no lo es todo, pero todo sin la salud es nada.

Indicaciones del Método Integral de Salud según los 5 Reinos de la Medicina Tradicional China

(Ir al principio)

Reinos
TierraMetalAguaMaderaFuego
Anorexia nerviosaAsma bronquialCálculos renalesAlteraciones hepáticasDolor precordial
DiabetesTosGotaFibromialgiaInsomnio
Distensión abdominalSíndrome gripalDisuriaTendinitisHipertensión
Espasmos de esófago y cardiasAlergiaAnuriaAlteraciones de la vistaArritmia
Gastralgia y dolor abdominalEczemaEndometriosisGlaucomaHemorroides
IctericiaHerpes zosterSíndrome climaterioMiopíaSíndrome Raynaud
ObesidadPruritoTemblorCataratasArteritis
PancreatitisUrticariaTicsHipermetropíaVarices
Ptosis y úlcera gástricaAlteraciones dermatológicasEstrabismoConjuntivitisAlteraciones mentales
VómitoAlteraciones nasalesParálisis facial
ApendicitisRonosinusitis alérgicaAlteraciones de la sexualidad
ColitisAlteraciones de la gargantaInfertilidad
DiarreaAfoníaSíndrome vertiginoso
EstreñimientoAmigdalitisAcúfenos e hipoacusia
HemorroidesFaringitisOtitis
Hipo
Parásitos intestinales
Prolapso rectal

Duración del Método Integral de Salud

(Ir al principio)



El Método Integral de Salud de salud está diseñado para poder realizarse bajo la vigilancia y atención de sus creadores y los intervalos de tiempo, así como las veces que deba repetirse, dependerán del estado de salud de la persona en concreto, ya que una de las características más importantes del mismo es que se trata de un Método personalizado.

Lo que no deja lugar a ninguna duda es que según nuestra experiencia, las personas después de haber realizado el presente Método Integral de Salud se sienten mucho mejor, más saludable y llenas de energía.

Para nosotros proteger la Salud y su equilibrio es lo más natural.

Índice del contenido

Derechos sobre el contenido

Reservados todos los derechos. Según la ley vigente sobre la protección de la propiedad Intelectual, queda prohibido almacenar en sistemas de recuperación de la Información y transmitir parte alguna de esta obra, cualquiera que sea el medio empleado (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación, etc.) sin el permiso de los titulares de los derechos de propiedad Intelectual.